Actúa como Google-Busca tu mejor compañía-

bienestar-emocional-google

Te estarás preguntando, ¿Y qué tiene que ver el buscador más conocido del mundo, con mi bienestar emocional? Sigue unas líneas, que voy a contártelo todo.

Hay algo que he aprendido de las grandes empresas que lideran sus mercados, manteniéndose año tras año en la cresta de la ola, que podemos utilizar para nuestro beneficio interior.

Google, esa que todo el mundo conoce, qué podemos decir que no se haya dicho ya…La empresa que ha batido todo y a todos, que sigue año tras año, con un hambre voraz, con la meta de dominar cada rincón donde se extienda la tecnología. Si hay algo que nos viene a la cabeza, cuando vemos Google impresa en la pantalla, es: Libertad, Paraíso, Soñar. Los mejores entre los mejores ingenieros echan sus curriculum con la vaga esperanza de un día recibir la llamada. Y después de esa llamada, empezar un desafío, su desafío, para comprobar de qué pasta están hecho. Pocos pasan, muy pocos, en proporción a las decenas de miles que Google recibe cada año.

Cuidan hasta la obsesión de que cada perfil esté ocupado por la mejor persona (¡Ojo! Persona, no trabajador) ya sea que ocupe el puesto de recepcionista, limpiador, jefe de Recursos Humanos o contable. Invierten millones de Euros para llevar a buen puerto, su flota.

La filosofía es muy transparente,  prefieren esperar a que ese puesto siga vacante hasta que llegue esa persona idónea que sí comparta lo que ellos esperan y buscan con los valores y principios, a meter un mal trabajador que durante meses, esté creando un rendimiento muy por debajo a sus expectativas.

Podemos despistarnos con los espacios diáfanos de las grandes oficinas de Google, que en realidad, mas que oficinas, parece nuestro salón de casa cuando llega el finde para ver las series con las palomitas. Cada centímetro de espacio está pensado para crear confort, diversión y relax. Esto también podría servir como lección, como una muestra de que los ambientes, aunque sean físicos, influyen y mucho, mas de lo que pensamos.

Pero lo que hace que Google se mantenga como la empresa pionera en su mercado, es el grupo de personas, su gente, las mentes pensantes que campan los campus, y han sido cuidadosamente escogidas. Y una vez seleccionadas, cada trimestre-semestre pasan por minuciosos programa de desempeño laboral, para contrastar que van cumpliendo sus objetivos.

android-trabajo

¿Y qué tiene que ver todo esto de Google conmigo?

Hay veces, que vamos con prisas, y esas prisas de llenar una vacante en nuestro entorno, hace que nos relacionemos con personas, que  nos perjudican y hacen que tengamos un rendimiento muy por debajo. A la larga, debilitando nuestras raíces y produciendo en nuestro interior una gran cantidad de grietas, invisibles a la vista, pero palpables en tu sentimiento. 

El hecho de tener una compañía sana, que nos enriquezca y nos transpiren energía positiva, es esencial, ya no para  conseguir tener una vida rica, sino para tener un interior sólido y sano. Aunque esa primera persona de tu compañía, la mas importante y la que estará mas cerca de tí, es…

 

¿La has adivinado?

 

Sí. Efectivamente…

 

Tú.

 

La misma que estas leyendo estas líneas.

Sabiendo esto, vamos a ver una serie de pasos prácticos:

 

Tener un autoconcepto positivo, sano y rico de uno mismo nos facilitará a reconocer e identificar qué clase de compañía vamos a querer que esté a nuestro lado.

El autoconcepto en Psicología, engloba todo un oasis de nuestra vida interior y privada, que corresponde a lo que viene a ser,  quién pienso que soy, qué percepción tengo  de mi ‘yo’ con los demás, como también los valores, ideas y creencias que hace que nos movamos…

No confundir autoconcepto con autoestima. Tanto una como otra vienen de la mano.

El autoconcepto es la construcción que hemos hecho de nosotros mismos. La autoestima es la valoración, cómo nos sentimos de esa construcción.

Saber mejor quienes somos, hará que tengamos una mejor autoconsciencia de quienes somos respecto a los demás, de ser consciente de qué nos diferencia del resto, como qué es aquello que valoramos y buscamos.

autoconsciencia-interior

 

La intuición.

Hemos apagado nuestra intuición

 

En estos últimos meses, estoy empezando a darme cuenta de algo que había apagado en mi vida. La intuición. ¿Qué es? Ni idea, no hay un término exacto en Psicología, aunque podría denominarse, como ese instinto oculto, presentimiento u olfato emocional.

Todos lo tenemos, unos mas, otros menos.

¿No te ha pasado que tienes delante a una persona, que sin saber muy bien por qué, sientes distanciamiento, incluso rechazo? Estas hablando con ese alguien, y ahí lo estas sintiendo. Sus mensajes pasan tus filtros de la razón, pero hay un subtexto en los mas profundo que actúa bajo tu piel…y entonces, apagas ese botón, y sigues escuchando sólo a la razón. Hasta que llega ese día que ese alguien que ha estado oculto en tí, pero a la vez visible en todo ese tiempo, se muestra en su verdadero ser…

 

Deseo, que a partir de este texto, mejorásemos un poco tu consciencia sobre tí mismo, y dejáramos que nuestra intuición nos hable mas a menudo, y que puedas mejorar tu circulo social. El hecho de tener una buena calidad afectiva, empezando por tí mismo y ampliándolo a los demás, es un bloque para empezar a vivir la vida en color. Como Google, dedica tu tiempo en saber si tus relaciones que te acompañan son las mas adecuadas para el crecimiento de tu empresa. Tu.

3 PASOS QUE TE LLEVARAN A SABOREAR MEJOR EL MOMENTO

mujer-saboreando-el-momento

¿No os ha pasado alguna vez, que en un lugar y momento inesperado, habéis cruzado con esa escena o persona, que te ha atrapado, que te ha envuelto en esa magia que cada vez mas, estamos perdiendo?

La sonrisa de un abuelo a su nieto; la mirada de dos enamorados, que en silencio se dicen ‘te-quiero’; el abrazo sincero entre viejas amistades; la sonrisa cómplice de dos personas desconocidas.

De vez en cuando, la vida tiene esas cosas. La belleza se encuentra escondida entre nosotros. Depende de cada uno de nosotros,saber qué elegir. Tú eliges, en qué bando juegas: Si estas en el bien o el mal.

A veces, nuestros problemas, temores, miedos, espirales descendentes, nos  hace sumirnos en ese mundo de tiniebla, y olvidamos la belleza que hay.

En esta entrada, quiero hacer un brindis, por aquellos  que van saboreando la vida, que relamen cada segundo. Verdaderos héroes o heroínas. No se ven, no llevan capa ni antifaz, pero se pueden sentir, oler, captar su energía.

Personas que relamen los momentos. Hay veces que se te cruzan en la vida, momentos con personas que sin saber ni cómo ni por qué, conectas de una manera mágica (a veces la magia existe), no sé que es, si es la mirada o la conexión cuántica-energética, que tan en boca está de todos los coach… Sea lo que sea, existe la magia, y no sabría explicártelo, como esa sonrisa que le hace el abuelo a su nieto. Esa sensación de que se para el tiempo desde el minuto cero.

Este tipo de personas, no se ven, pero se huele, las sientes, hasta sin abrir la boca, desprenden esa energía que envuelve por los cuatro costados. Y es de esa clase de personas, que debes aprender, simplemente sintiendo, escuchando. Son de carne y hueso y también tienen  ilusiones, decepciones, golpes que les da la vida…Pero ellos mismos se hicieron la promesa, de no pasar por este mundo como uno más.

Pienso, que no hay tanta diferencia, entre esas personas y el resto de mortales. Tal vez, que  asumieron que el ser así, les iba a suponer un pequeño esfuerzo, y se pusieron mano a la obra.

¿Qué podemos hacer, o qué cambiar para catapultarnos hacia una vida de más calidad? Os quiero ofrecer aquí:

3 ámbitos que podemos trabajar y desarrollar para acercarnos a esa persona que queremos ser?

  • ¿Por qué tengo esta cara por la mañana, cuando me miro en el espejo?

Este aspecto es clave. Pregúntate cuánto tiempo dedicas  a la semana, a conocerte a ti mismo. Estamos cambiando cada día,  mes, año que pasa, aunque la clave, no es cambiar por cambiar, es cambiar ¿Para qué?

Si tu respuesta es: Nada. Empieza a dedicarle una horita semanal. Deja de perder tanto tiempo con el culo en la silla delante de facebook, y empieza a trabajar en ti mismo.

Y para ello tendrás que hacer un profundo análisis de introspección. No creo en soluciones mágicas que te vende el coach de autoayuda famoso, porque sale por TV…Sí creo en la constancia y en trabajar siguiendo una serie de pasos, que día a día, te acerquen a esa persona que quieres ser.

En mi primer año de cuando cursaba Psicología, empecé con una herramienta, que a lo largo de los años, ha sido una poderosa arma para mi transformación. ¿Sabéis cual ha sido? Empezar a llevar un diario. Tan sencillo como eso.

La constancia, escribir un par de veces por semana, me ha hecho estar mas cerca, de ser esa persona que quiero ser en la vida. Cuando lleves un par de meses, o 3 meses, cierra el diario, y empieza a releer tus primeras entradas…te sorprenderás de cuanto has cambiando de forma de pensar en tan sólo 90 días!! Empieza con esta sencilla, pero a la vez poderosa herramienta, y con el tiempo notaras resultado.

  • ¿En qué dedicas tu tiempo?

Con qué compañía me relaciono, qué actividades hago durante la semana, en qué sitios de marcha salgo…

Si tienes compañía de amistades que no te diviertes, o que llegas a tu casa con cara de llegar de un velatorio, pregúntate por qué sales con ellos. De igual manera, con lo que haces en tu tiempo libre. Si cuando sales por la noche, vas a sitios donde no conectas por las chicas que frecuentan ese sitio, la música, o el lugar, ¿Para qué vas a ese sitio?

Empezar a cuidar qué haces con el tiempo que tienes, hará que dispongas de una mayor cantidad de tiempo, y lo que es mas importante, ese tiempo, será de mas calidad, porque estarás dedicando tu tiempo y energía en aquellos que realmente valoras y aprecias

  • Deja de hacer lo que todo el mundo hace:

Vivimos en una sociedad donde todos quieren ser especiales, únicos, unos putos amos, los mejores, ganadores, …¿Me dejo algún adjetivo pendiente? La gente dedica mucho tiempo a cuidar su perfil de foto de Instagram, a que salga guapito en su foto de whatsapp, a que en Facebook, parezca el macho alfa de su pandilla…

Todos quieren diferenciarse, mostrarse que son exclusivos…pero todos no dejan de ser clones unos de otros. La cultura occidental no fomenta la singularidad. A todos nos inducen a hacer y pensar lo mismo disfrazándolo de libre elección: Sois únicos… pero haced todos lo mismo. Sois irrepetibles, pero leed lo mismo. Sois genuinos pero acudid a comprar a la misma franquicia, estés donde estés.

EL FRACASO AL ÉXITO

jugar-como-los-ninos

Si entrásemos en la web wordreference, tecleásemos en la caja de búsqueda : ‘Éxito’, tendríamos en el cuadro de sinónimos, una ristra de las siguientes palabras:

Fama, Consecución, Renombre, Triunfo, Notoriedad,…

¿Cuándo empezamos a preocuparnos de conseguir el ‘Éxito’?

Cuando somos pequeños, nos importa muy poco la fama,notoriedad, triunfar… valoramos por encima, otras muchas cosas como: la compañía, con quién pasamos el tiempo,  lo qué hacemos con ese tiempo.

En algún punto del camino nos olvidamos de todo esto…

Empezamos la escuela, nos regulan en aulas, nos normaliza  el sistema : ser un ganador,  ser una persona exitosa. Nos tipifican en ‘listos vs torpes’, ‘triunfadores  vs perdedores’ ‘fuertes vs débiles’.

En esas edades, comenzamos una carrera frenética para conseguir ser un ganador, el ‘mejor’, ‘alguien de éxito’…en esa carrera a pleno pulmón, llega un punto, un momento, que algo, alguien, ocurre. Te paras. Miras  el camino recorrido. Y saltan preguntas a medianoche, en la soledad de tu cama, ¿Para qué todo esto? ¿Qué me consigue el éxito? ¿Lo que estoy haciendo, me conduce a la persona que realmente quiero ser?

Me gusta las personas, que consiguen sus ‘sueños’, que van a por aquello que quieren en la vida, de los que se levantan con una sonrisa en la cara, de los optimistas. Detesto el mensaje: “De lo importante es participar…” Es importante participar, sí, es verdad. Pero antes que eso, es entregar todo lo que tienes, y qué si haces algo, es porque de corazón estas entregado a la tarea.

Y dicho esto, no nos desviemos de la reflexión de hoy. Si algo he podido aprender llevando un equipo Prebenjamin de mi ciudad, es que los (entrenadores, padres, educadores) juegan un rol determinante en la evolución del deportista, como jugador y como persona.

En estos meses, he sido consciente de la gran presión que se les somete a unos chavales de 6 años, en conseguir unos resultados, en padres que proyectan en sus propios hijos sus propios traumas y expectativas irrealizables en su  vida. A entrenadores que matan por una victoria para conseguir la aprobación de los “de arriba”…

Muchos de esos jugadores no llegan ni a cadete. Claro está, los comprendo. Se olvidaron de disfrutar del deporte. Crearon a una máquina y no a un jugador. Mucho mejor con su pandilla de cervezas y ligues de una noche. La vida es corta…

¿Para qué la Fama, Para qué tener un renombre?, ¿Por qué te levantas cada mañana? ¿Quién dice que aquello que hago, ya no es éxito para mí?

Difícil una respuesta, o tal vez fácil, no lo sé- A muchos, fácil no les pareces, a mí no, puesto que cuando han tocado el éxito, es cuando te das cuenta que han fracasado. Paradoja de la vida.

I´m going back to the start…

Mírate en el espejo…¿Quién eres?

noche-nyc

Te desvelas en mitad de la noche.

Noche cerrada en una gran ciudad. Te encuentras en la cama. Giras. No hay nadie en tu cama. Miras tu reloj de mesita. Los dígitos verdes marcan 02:17…

El silencio invade el espacio. Tu habitación. Ecos de una sirena de ambulancia.  Los segundos se hacen horas… Y cerrar los ojos, es dar al ‘play’ a un huracán de pensamientos y dudas existenciales dentro de tu cabeza.

La vida de la noche, ofrece muchos servicios. Algunos políticamente correcto, otros mas clandestinos. La noche cobija todas aquellas demandas de aquellos que necesitan saborear la noche porque sus tormentos no dejan pegar ojo.

Acostumbrado a las luces de la ciudad, a beber para seguir sin recordar, a la anestesia de tener la ilusión de estar rodeados de personas.

El silencio, la soledad, salvo tu mismo, es la puerta de bienvenida para la reflexión sobre quien eres, y por qué estas haciendo lo que haces en la vida.

Vaya pregunta ¿verdad?…¿Que quién soy?

Sé mi fecha de nacimiento, el lugar donde nací, mi profesión…Y además, te puedo contar muchas cosas de mi vida personal: mi primer beso, mi primera experiencia, mis primeras borracheras, el primer viaje al extranjero, …

Datos, datos y mas datos, que pueden que no te digan mas que lo que te dice una peca en tu nariz.

Pero si me preguntases, ¿Porqué besas a alguien? ¿Qué buscas en una relación? ¿Para qué hablas, cuando hablas con la gente? ¿Qué esperas en un nuevo día ?…Si te soy sincero, no sabría bien qué decirte… pero estas preguntas, me harían buscar un sentido de mi vida mas pleno. A moverme hacia aquella que me conmueva.

A veces, miro a mi alrededor y tengo la sensación, que los humanos se parecen demasiado a los robots.

Entes sin alma, con una autonomía limitada, que opera bajo las órdenes de un código. Los robots, operan bajo  su chip compuesto de carbono-silicio, mandando cientos de señales a sus millones de transistores diminutos. Pero la pequeña, gran diferencia, entre su chip y nuestro cerebro de 1300 gramos, es que este último opera bajo las órdenes de emociones, sentimientos e instintos primitivos.

Estas emociones son las que nos legitiman como humanos. Nuestras raíces mas profunda son las que nos abanderan como humanos. Y seguimos  empeñados en inhibir dichas señales. Actuando en bucles como robots.

Me preocupa este tiempo donde la ciencia ha saboteado todo aquello que no puede cuantificarse, medirse y que no es objetivable. Qué gran error. Nadie, ni el mejor científico, va a poder cuantificar, etiquetar, baremar ¿Quién diablos soy?

En estos tiempos, donde la humanidad ha puesto los ojos a Marte, y donde en pocas décadas, la Luna será un nuevo continente de la Tierra, los humanos que habitan este planeta madre (por ahora el único), mas demandan respuesta a su existencia.

¿Y quién soy yo, quién es el que está mirando el espejo?

Echo la vista atrás, cuando  no existía Whastapp…mas atrás, cuando no había móviles para poder hablar, e incluso mas aún, cuando caía la noche, y no había farolas que iluminasen la ciudad. La hoguera calentaba el hogar de la familia, punto de reunión de los mayores y los mas jóvenes que en un futuro ocuparían la posición de sus progenitores.

El fuego avivaba las historias con una gran valor didáctico que pasaban entre padres a hijos, sobre la vida, sobre el valor de la  familia, la lealtad,el código de honor. Esos ancestros les seducía su naturaleza, la noche en mitad de la nada, escuchando un lobo aullar en la colina distante, arropados en  la oscuridad por miles de estrellas  brillando a millones de años luz. Ponían sus ojos en el cielo, en esas estrellas que les guiñaba cómplices, y en ese mismo momento estaban siendo,  estaban sintiendo, estabas viviendo, estaban conmoviendo.

¿Qué es aquello que da sentido a lo que queremos ser?

manzana-vela

En estas fiestas de consumismo, excesos y derroches, a uno le revolotea en el pensamiento,

¿Qué es aquello que da sentido a lo que buscamos, a lo que queremos ser?

Una reflexión un tanto complicada para estos tiempos…de buscar afuera respuestas, de buscar soluciones en Google, para encontrar respuestas insípidas que no nos viene dada por nosotros mismos, de nuestro interior.

Hemos perdido el viejo arte de explorar  lo desconocido, de perdernos en la oscuridad, de extraviarnos en caminos que conducen hacia alguna parte. Ahora gobierna las respuestas prefabricadas, los manuales para imitar, fingir hasta que lo seas.

Gente que está perdida, desorientada, sin respuestas, vagabundo de preguntas…invidentes sin saber qué es lo que valoran de sí mismo, de los demás, qué es lo que de forma genuina desea aportar a la vida, la forma en que la recordarán una vez que se vaya, que ya no esté en este mundo.

Este camino de descubrimiento, no lo descubrirás, comprandote un Iphone7,  o el último flamante móvil del mercado,  ni el gadget tecnológico de moda.

La felicidad no está en MediaMark, ni tampoco en Ikea

Preguntas que siguen sin respuesta, día tras día, mientras que nos anestesiamos haciendo cosas inútiles, con compañías que poco o nada nos hacen sentir.

A estas horas, esté loco que escribe, o tal vez, un extraviado de la vida, escribe con más libertad que nunca, queriendo dejar volar sus pensamientos que aletean en su morada,  para dejar atrás la guarida de la razón.

Me olvidé del que dirán, abandoné los sentidos  y me perdí en lo que siento.

Cada año que pasa, mas me voy desprendiendo de las cosas materiales. No hace mucho soñaba con lucir un Audi A6 rojo, vestir ropa de marca cara, tener un estatusQué equivocado estaba…

En este camino, me ha dado la oportunidad de conocer amistades del pasado,  que pulían sus ingresos trabajando en el mundo de la noche, en un cochazo de marca cara, ropa de alto-standing,  para presumir un estatus donde cualquier veinteañera jovencita(y no tan jovencita…) caía rendida a sus pies.

El tiempo me hizo saber, entre salidas nocturnas, copas y conversaciones teniendo como acompañante el alba, que esa vida paradisiaca que todo profano del mundo de la noche desea, no era más que no sabían qué es lo que buscaban, con pocos  valores y tener la aprobación de los demás.

¿por qué cuento todo esto?

Porque tal vez en estas fechas, es cuando más veo, gente que maquilla sus desilusiones, en compras, copas y fiestas.Siempre viviendo en el escaparate. Mientras que año tras año, sigue ese vacío.

¿Qué es aquello que valoramos?

En estos momentos de excitación emocional, donde todo el mundo está anestesiada con los excesos y derroches, más me doy cuenta, qué es lo que aprecio en esta vida:

  • Me atrae la gente que pasa por esta vida, teniendo muy claro: “Nunca mas una persona gris”. Hay personas que llegan  a tus vidas y te tocan de una manera que dejan una huella imborrable, que el tiempo no puede erosionar. En cambio, la mayoría van de políticamente correcto, de “bien-queda”, de no molestar a nadie…
  • Me gusta la sinceridad, la honestidad. Personas que van de frente, de cara. Que si no les gusta algo, son franco. Que si quieren una relación seria, hablan claro,  que si quieren tener una relación sin ningún compromiso, lo exponen de frente, sabiendo  cuales son sus condiciones.
  • Me apasiona las personas que comunican aquellos que les ha conmovido, sin tapujos, sin medias tintas, sin ahogar a sus emociones.
  • Lo que más me apasiona, encontrarme con alguien, con  temas de conversación inteligentes, que deleiten nuestras miradas.
  • ¿Qué buscamos? Yo busco lo que me conmueve, lo que me parece auténtico, busco aquello que me haga sentir, que merece la pena pasar por este mundo. Merece la pena estar en este mundo: cuando veo una persona mayor reír; cuando una pareja de enamorados se juran compromiso, y si el amor se va, hay la valentía de hablarlo cara a cara, sin engaños.  Cuando veo miradas, que paran el tiempo. Risotadas que nos despiertan de un sueño profundo. La calidez de un abrazo.

 

 

3 Pasos Psicológicos para empezar con buen pie 2017

chica-pensando

El comienzo del año, junto el cambio de dígito del calendario, supone un punto de inflexión, para que cada uno de nosotros se coloque en la casilla de salida, y comience un ejercicio de introspección, para poder planificar  un viaje con sus 365 etapas correspondientes a cada unos de los días que corresponden al año.

¿Qué estrategias psicológicas podemos llevar a cabo para que estemos mentalmente a tope de cara a comenzar el 2017 con plenitud?

En esta entrada, vamos a contar 3 pasos, que nos ayudará a enfocar el inicio del año, de una manera mas realista, honesta y sincera a nuestras auténticas expectativas.

Se acabó el rollo de la lista de deseos de principio de año 2017

1º Replantearte cada hábito de tu vida:

escalera-bosque

Un fallo garrafal, cuando comenzamos un nuevo año, es cargarnos la mochila de nuevos propósitos, llenar la lista de buenos deseos.

  • Tengo que aprender un nuevo idioma, tener un cuerpo escultural, dejar el tabaco, dedicar mas tiempo a la lectura…

Olvídate primero, de esta lista.

Ahora,busca ese momento de relax en tu día, un lugar tranquilo. Dedica un rato  para reflexionar sobre aquello en tu vida, en el día a día de la semana, que te está restando energía.

Si te ayuda, puedes valerte de papel y boli, para ir anotando cada idea que te se te pasa por la cabeza.

Seguramente no tardes en ser consciente como en tu vida tienes instaurados hábitos que lo único que hacen es restar tu poder y confianza personal. Pondré varios ejemplos:

  • Puede que tengas en tu agenda, y mas en estas fechas, comidas con gente del trabajo o ‘grupos de whatsapp‘ que asistes sólo para quedar bien, que lo asumes como una obligación y que sólo supone un gasto económico de tiempo y energía.
  • Estas cansado de ese partido de fútbol que juegas semanalmente con tus colegas, pero que asistes por inercia, por no fallar a tus compañeros. Sabes que ese tiempo, estaría mucho mejor invertido aprendiendo un nuevo idioma, asistiendo a clase de saxo, etc
  • La hora que pasas en facebook, viendo perfiles de gente, que no se tomarían la molestia de llamarte y preguntarte que tal tu vida.

El quid de este ejercicio, no es tanto, qué nuevas cosas tengo que hacer para el año 2017, sino todo lo contrario, hacer una buena poda, de todas aquellos hábitos que te restan poder y confianza personal.

Una vez, que te hayas quedado con aquellos hábitos que de verdad te están dando poder y confianza personal, estarás con plenas capacidades de empezar a enfocarte en tus objetivos de cara a 2017.

2º Pasa el Antivirus a tu entorno social:

boton-de-eliminar

Haz un chequeo completo a tus relaciones afectivas: amigos, compañeros del trabajo, compañera sentimental, pareja, familia.

A parte de estar bien consigo mismo, con tus pensamientos, creencias y valores. El ser humano es un ser social que vive, camina, actúa e interactúa con otros grupos de personas.

Por tanto es de vital importancia, cuidar cada una de las facetas de tus relaciones afectivas.

Cada día, la ciencia pone mayor énfasis en el peso ambiental por encima del peso biológico hereditario. Un grupo de amigos tóxicos, un compañero de trabajo que te falta el respeto y te sabotea todos los días, una pareja con la que no tienes sintonía…Muchas personas, viven en un ecosistema afectivo pobre y deja sin ser consciente,  que su entorno mine su confianza y energía.

Durante el año, quedamos, con gente que no nos llena, que poco o nada nos aporta, y que encima su presencia, nos resta confianza, autoestima. Son un agujero negro emocional.

Puede ser tu grupo de amigos de toda la vida, tu novia, o ese compañero de universidad o trabajo…

Corta por lo sano. No tengas piedad aquí. Tu vida emocional, es mucho mas valiosa.

Es duro darte cuenta que aquellos que considerabas tu grupo de amigos de toda la vida, son en realidad, la primera piedra del camino para tu crecimiento. Pero mucho mas duro es pasar toda una vida limitado por tener amigos tóxicos, que no van con tu verdadera forma de ser.

3º Deja de quejarte y actúa

chica-lamentandose

La otra noche, viendo la TV, estaba cambiando de canal, y me paré un instante en el programa de GH (un reality  show que se hace en España), y en ese momento, hablaba un concursante que “el hecho de que sus padres se separasen cuando él era adolescente, le había hecho ser mas retraído, le costaba mas abrirse a los demás”.

Volvieron al plato, donde se encontraba su madre, y el presentador aprovechó para preguntarle a su madre por esas mismas palabras, y se me quedaron grabadas las palabras de su madre: “Esto es la vida, una separación, es una separación…”

Muchas veces, somos los primeros que criticamos nuestra situación personal, y no nos damos cuenta, que hay miles de personas en las mismas circunstancias que nosotros.

Que tus problemas no te hacen único, por mucho que te quejes. Al final, sólo queda remar, y mirar hacia delante.

 

 

Esto son los 3 pasos mas determinantes en mi opinión, para empezar un año con buen pie.

Me gustaría que si crees que te ha ayudado el artículo, o  piensas le podría venir bien a algún amig@ de tus redes sociales, lo compartieras en tu muro de facebook para dar mayor visibilidad mi blog.

Hacía tiempo, que no volvía a mis orígenes, de poner una canción que me seduzca, y me inspire para crear la entrada.

 

 

Donde todo empieza

la-mentira-del-camino

Escuchaba una vez a un publicista decir:

“Aquel que se pregunta si es feliz, conoce ya su respuesta. Puesto que el  que lleva una

vida plena, no se pregunta si lo es o no”

Me pongo a pensar en como caminamos por este mundo y me entristece, de lo poco que nos permitimos, fluir. Piénsalo por un segundo…

¿Cuánto tiempo dedicas para estar contigo mismo?

Nuestra cabeza siempre puesta en el mañana, al día que viene, a la hora de la cena. Un caminante sin camino. Un camino sin caminante.

Tac, Tac. Se escucha el ‘tac’ del segundero avanzado a su armonioso ritmo. Tac, Tac.  Tu respiración se calma, tu cuerpo descansa, tus parpados se cierran, pero tus pensamientos es una autovía de tareas atascadas para un mañana, tocando el claxon para pedir atención.

Recorremos el camino, porque no dejamos ser sin caminar, pero  a la vez, dejamos ser durante el camino. 

No sólo es el mañana, a la ecuación, se le suma una segunda incógnita, “el tengo que“…tengo que ser el mejor de lo que hago, tengo que terminar tal tarea, tengo que tener éxito.

Si por un momento, sacásemos toda esa mierda de nuestra cabeza, y empezáramos a conectar con aquello que hacemos…¿Por qué no empiezas a disfrutar de aquellas pequeñas cosas que haces en tu día? ¿A disfrutar de la tarea desde el principio? Y luego si quieres, y te da la gana, y de verdad sale de ti trabaja para ser el mejor. Pero, ¿el mejor?…¿Para qué?

Y voy a terminar con un concepto de Psicología, que nos lo han metido hasta al fondo.

hombre-mirando-a-piramide

Valoramos tanto el resultado, la meta, porque desde nuestro mas tierno aprendizaje, nos han metido el ‘refuerzo’ hasta bien dentro. Hemos despreciado la ‘tarea’, el proceso, la reflexión del planteamiento de la tarea, el pensar,  la no finalización.

Rerforzamos, cualquier contingencia de finalización con éxito, con un premio, regalo de papa, o (como lo quieras llamar) a un coste muy alto, la imposibilidad de conectar con el presente, la concentración del instante.

No hemos aprendido, no nos han enseñado a disfrutar el momento, puesto que nadie nos ha “reforzado” el instante durante, el sin final, el no final.

 Nos han importado bien poco las emociones, sentimientos, pensamientos que pasan por nuestro cuerpo, que rebolotean por nuestras conexiones sinápticas. Siempre con la expectativa de un resultado, y nunca saber que el resultado está siendo en cada instante.

¿Cómo queremos conectar si nunca hemos escuchado?